Ejercicios de Preparación

Son ejercicios de sugestión e imaginación que sirven para preparar y predisponer a la persona a seguir nuestras sugestiones. Tradicionalmente se les suele llamar “tests de sugestibilidad” o “pruebas de sugestibilidad”. Esta nomenclatura implica la idea de que la persona puede fallar esos ejercicios y que si los falla eso significa que “es poco sugestionable” y por tanto “difícil de hipnotizar”.

Yo prefiero llamarlos ejercicios de preparación o calentamiento, porque de este modo dejo claro que si no se logran lo único que hay que hacer es seguir “preparando” o “calentando” hasta que lo logre, y de este modo lograr que una persona en principio “poco sugestionable” vaya poco a poco dejándose llevar y entrando en la dinámica hipnótica, puediendo llegar a ser “tan sugestionable como el que más”. Estos ejercicios, por su brevedad y efectividad, sirven también como demostración rápida de hipnosis en un contexto “improvisado” y te hacen ganar credibilidad y seguridad.

Ejemplos:


Continuar: Inducción