Estabilización

Tradicionalmente llamada profundización, se refiere a la estabilización y perpetuación de esa nueva condición de hipnotizado.

De este modo logramos que la persona se mantenga a la espera de nuevas sugestiones aunque nos callemos, en lugar de retomar el control. La logramos con cualquier tipo de instrucción que sea duradera en el tiempo, manteniéndolo ocupado:

“… y con cada respiración te relajas más y más…”

“Contaré hasta 10 y con cada número te sentirás mejor…”

Más información sobre la “profundización” aquí:
Profundización: ¿Qué es y cómo se hace?


Continuar: Utilización