Precauciones y Seguridad

Siempre decimos que la hipnosis no tiene peligros. Esto es una verdad a medias. Si bien es cierto que la hipnosis como tal no tiene ningún riesgo, el contexto que se plantea tiene los riesgos habituales del contexto en sí. Me explico: si hacemos un ejercicio en que la persona se queda con los pies pegados al suelo, o hacemos que actue como si hubiera bebido demasiado alcohol, podría ocurrir que se caiga al suelo, y en esa caida podría hacerse daño, especialmente si estamos en un lugar cerrado y con muebles o salientes. Por tanto, ten siempre los ojos abiertos y cuida de tus voluntarios… confían en ti al 100%, no les falles.

Del mismo modo, si una persona padece del corazón o de ansiedad, y le hacemos vivir experiencias angustiosas o muy emocionantes, podríamos tener algún susto. Si no sabemos como actuar en esos casos más vale que no tomemos riesgos innecesarios… no olvidemos que estamos empezando.

Otra precaución muy importante tiene que ver con las famosas “regresiones hipnóticas”. Hay que dejar muy claro que lo que se “recuerda” en una regresión hipnótica no tiene por qué ser real. Son sólamente construcciones creadas en el presente para dar significado y origen a nuestro Yo actual. A veces coincidirán con la realidad, pero la mayoría de las veces, si no todas, habrá detalles cambiados, y en muchos casos, todo el recuerdo puede ser completamente falso. Es importante, si hacemos una regresión, que dejemos esto muy claro a nuestr@ voluntari@. Si le dejamos creer que todo lo que recuerde es real, podríamos estar legitimando falsos recuerdos como verdaderos, y crear confusión en la persona al alterar sus recuerdos.

En general el sentido común y el respeto, tanto hacia la persona como hacia la práctica de la hipnosis, marcarán claramente las precauciones a tomar. Estar siempre atento a que la persona no caiga, o si lo hace que no haya objetos peligrosos cerca. Saber reaccionar en caso de imprevistos, catarsis, ataques… nunca quedarse bloqueado en esos casos… Madurez, seriedad y calma.

Riesgos y Peligros de la Hipnosis


Continuar: Últimas consideraciones