Aprender hipnosis

Aprende cómo hipnotizar de forma sencilla con mis cursos y tutoriales.

¬°Descargar gratis!

Aprende Hipnosis hoy mismo con mis Cursos Online

Aprende paso a paso todas mis técnicas y secretos para ser hipnotista profesional.

Formación de calidad

Recibir√°s por mi parte inumerables cursos b√°sicos y avanzados que te formar√°n de manera completa y profesional.

Acceso Online ilimitado

Podr√°s acceder a todo el contenido sin restricciones de ning√ļn tipo, las 24h y desde el lugar que tu prefieras.

Gran comunidad de ayuda

Con m√°s de 120.000 seguidores en YouTube y las decenas de miembros de esta escuela, podr√°s recibir la ayuda toda de tus compa√Īeros.

Masterclass en directo

Peri√≥dicamente estar√© contigo en directo donde podr√°s hacerme preguntas y podr√°s escuchar las dudas de tus compa√Īeros.

Esta academia online de hipnosis consta de vídeo-cursos que tratan cada tema específico con total profundidad. En cada uno de estos cursos encontrarás material de apoyo descargable.

¬ŅQu√© vas a encontrar en mi web?

Aquí encontrarás todo sobre la hipnosis desde una perspectiva rigurosamente científica y actual pero explicado de manera fresca y cercana, con el objetivo de que puedas aprender hipnosis rápida y fácilmente.

Soy Joel Cobos. Si queres saber más sobre mi haz clic aquí.

Reproducir vídeo

¬ŅHAS VISTO YA MI NUEVA SERIE INTERACTIVA?‚Äč

Una serie al más puro estilo Netflix donde puedes elegir a tu antojo el desarrollo de una sesión de hipnosis.

Cómo hipnotizar

Todos sabemos lo que es la hipnosis. Es cuando una persona chasquea los dedos y otra se desploma en el suelo, dormida al instante, y se convierte en una marioneta a las √≥rdenes de su nuevo amo… o al menos eso es lo que puede parecer desde fuera cuando vemos a los hipnotizadores en televisi√≥n o en escenarios y por supuesto en pel√≠culas y series.

Habr√° muchos que no crean que eso sea posible‚Ķ y obviamente tienen raz√≥n. Claro que eso es imposible, pero entonces‚Ķ ¬Ņes un montaje?¬ŅSiempre?¬ŅTodos los hipnotizadores del planeta pagan a actores para que finjan hacer esas cosas?¬ŅY nadie se va de la lengua?¬ŅY la gente que paga por un curso de hipnosis, tambi√©n finge y no pide que le devuelvan el dinero?¬ŅY los que acuden a un psic√≥logo para solucionar un problema y reciben hipnosis, fingen curarse?


Obviamente, hay una realidad detr√°s de todo esto, algo que no es lo que parece a simple vista pero que explique el que la gente act√ļe de esa manera y sientan lo que dicen sentir‚Ķ ¬°y que tenga sentido!


En este artículo voy a intentar dibujarte, muy a grandes rasgos, la realidad detrás de esa hipnosis que todos conocemos. Empecemos con un poco (muy poco) de historia para entender cómo hemos llegado hasta lo que hoy entendemos por hipnosis.

¬ŅQui√©n invent√≥ la hipnosis?

Me voy a saltar la cl√°sica introducci√≥n de ‚Äúla hipnosis existe desde las primeras civilizaciones‚Ķ‚ÄĚ para saltar hasta el siglo XVIII al momento en que los cient√≠ficos se empezaron a interesar por el tema.

Franz Anton Mesmer

Aparece un tal Mesmer, que afirmaba que exist√≠a una energ√≠a (magnetismo animal) invisible que flu√≠a a trav√©s de los seres vivos, y que mediante ‚Äúpases magn√©ticos‚ÄĚ (es decir, acercando las manos sin llegar a tocar a la persona) pod√≠a dirigir ese flujo para sanar. Al hacerlo, sus pacientes convulsionaban, y despu√©s dec√≠an sentirse mejor. La cosa no acab√≥ especialmente bien para √©l. El rey Luis XVI de Francia pidi√≥ a un comit√© de grandes cient√≠ficos de la √©poca (entre ellos Lavoisier, Guillotin o Benjamin Franklin) que evaluaran su teor√≠a, y concluyeron, resumidamente, que aquello no se aguantaba por ning√ļn lado. Algunos consideran el juicio a Mesmer un gran punto de inflexi√≥n que llevar√≠a a la creaci√≥n y consolidaci√≥n de la psicolog√≠a como ciencia.

Abate Faria

Al mismo tiempo, en otro lado, el Abate Faria hab√≠a desarrollado una t√©cnica a la que llamaba ‚ÄúConcentraci√≥n‚ÄĚ con la que las personas ca√≠an en ‚Äútrance‚ÄĚ al ense√Īarles una cruz y darles la orden de concentrarse. Curiosamente, este personaje profundamente religioso no atribu√≠a este ‚Äúpoder‚ÄĚ a Dios, sino a la propia capacidad de concentraci√≥n de las personas‚Ķ y no iba desencaminado.

Marqués de Puysegur
Luego uno de los disc√≠pulos de Mesmer, el Marqu√©s de Puysegur, haciendo sus habituales sesiones de Mesmerismo, se encontr√≥ con algo que nunca le hab√≠a pasado. Un tal V√≠ctor Race, en lugar de tener espasmos como todo el mundo, se qued√≥ ‚Äúdormido‚ÄĚ, pero contestaba a lo que se le preguntaba y hac√≠a lo que se le ped√≠a.

Curiosamente, a partir de ese caso, todos los pacientes de Puysegur empezaron a actuar de igual modo, fen√≥meno que bautiz√≥ como ‚Äúsonambulismo artificial‚ÄĚ por su semejanza aparente con el sonambulismo. Esto ya nos va dando una pista de la importancia de la expectativa en el c√≥mo se manifiesta la hipnosis‚Ķ

James Braid

Saltamos unos cu√°ntos cap√≠tulos para llegar a Braid, que acu√Ī√≥ el t√©rmino Hipnosis, haciendo referencia al dios griego del sue√Īo Hypnos, por considerarlo un estado de sue√Īo artificial. M√°s tarde se dar√≠a cuenta de su error y tratar√≠a de rectificar, pero ya era tarde: el t√©rmino hab√≠a gustado mucho y as√≠ quedar√≠a hasta nuestros d√≠as‚Ķ con todas sus connotaciones.
Hago una parada aqu√≠ para se√Īalar lo caprichoso del asunto: si V√≠ctor no hubiera actuado as√≠ (que vete a saber por qu√© lo hizo‚Ķ) hoy en d√≠a la palabra hipnosis probablemente no existir√≠a, y la manera en que la gente manifestar√≠a lo que fuera que hubiera podr√≠a ser totalmente diferente. ¬°La hipnosis, tal como la conocemos, es un accidente hist√≥rico!

Queda mucha historia por delante, interesantísima toda ella… pero ahora que tenemos una ligera idea del origen de todo esto, vamos al grano.

¬ŅQu√© es la hipnosis realmente?

La hipnosis es una de las muchas manifestaciones de la sugesti√≥n. Igual que cuando vemos rituales religiosos en que los participantes son ‚Äúpose√≠dos‚ÄĚ, o en que los chamanes o sacerdotes de turno tumban con un gesto o palabra a los participantes que caen entre espasmos y con los ojos en blanco.

Obviamente, estas personas no est√°n ‚Äúfingiendo‚ÄĚ. No tendr√≠a ning√ļn sentido hacerlo. Ellos creen y sienten realmente que esas cosas ocurren. Y esto es lo que en psicolog√≠a se llama sugesti√≥n: la capacidad de guiar mediante ideas las creencias, experiencias, sensaciones y conductas de una persona.

En este sentido, la hipnosis es un conjunto de rituales particulares, desprovistos de creencias religiosas concretas y m√°s ‚Äúcientificada‚ÄĚ. Una manera ‚Äúoccidentalizada‚ÄĚ de provocar experiencias similares a las ‚Äúposesiones‚ÄĚ y ‚Äútrances‚ÄĚ tan habituales en todas las culturas, pero que solo solemos ver en las otras culturas‚Ķ Porque ‚Äúcultos y civilizados occidentales‚ÄĚ no hacemos esas cosas tan primitivas‚Ķ (perdonadme el humor de etn√≥logo).¬†

¬ŅPero cu√°les son los mecanismos psicol√≥gicos que hacen posible la hipnosis?

Los mecanismos que hacen que esto sea posible son muchos y los psicólogos siguen investigando para acotarlos cada vez mejor. Algunos de los más relevantes son:

Expectativa de respuesta

Nuestro cerebro es una máquina de predecir el futuro. Estamos constantemente prediciendo lo que va a ocurrir en base a la información de que disponemos, y respondiendo en base a esas predicciones. 

Cuando hacemos algo mal y nos damos cuenta de que nos van a pillar y nos va a caer una buena, nos ponemos nerviosos antes de que ocurra: la sola idea de que vaya a pasar ya provoca sensaciones y cambios fisiológicos en nuestro cuerpo. Lo mismo ocurre con todas y cada una de nuestras predicciones.

En este sentido, el ritual hipn√≥tico nos prepara para que pase ‚Äúalgo‚ÄĚ… y ese algo va a provocar efectos y sensaciones en nosotros que van a su vez a lanzar nuevas predicciones que se van retroalimentando, actuando en consecuencia. La persona hipnotizada act√ļa as√≠ porque es lo que espera que pase.

Contexto y roles

En diferentes circunstancias adoptamos diferentes roles. No actuamos igual con nuestros padres que con nuestros hijos. Ni con nuestra pareja que con nuestro jefe. Ni con un amigo que con otro. Es más, si pidiéramos a cada una de esas personas que nos describiera, podrían describir a personas totalmente diferentes en algunos casos.

No estamos ‚Äúfingiendo‚ÄĚ ser cada una de esas personas. Simplemente el contexto, la relaci√≥n, las normas y los acuerdos impl√≠citos o expl√≠citos hacen que ‚Äúlo normal es actuar as√≠‚ÄĚ.¬†

Pues bien, en el contexto hipn√≥tico hay unos roles claramente definidos de ‚Äúhipnotizador‚ÄĚ e ‚Äúhipnotizado‚ÄĚ, y seg√ļn con qu√© rol te identifiques en esa situaci√≥n, lo ‚Äúnormal‚ÄĚ ser√° hacer una cosa u otra‚Ķ y lo sentir√°s tan real como el ser padre, hijo, pareja o empleado‚Ķ

Otros procesos cognitivos

Solemos pensar en la imaginaci√≥n, la memoria y la percepci√≥n como cosas independientes, pero lo cierto es que las tres tienen mucho m√°s en com√ļn que lo que las diferencia.¬†

Lo que vemos, oímos y sentimos está profundamente influenciado por nuestra imaginación y nuestros recuerdos. Cuando recordamos, rellenamos parte de esos recuerdos utilizando tanto lo que estamos percibiendo en ese momento como la imaginación… y por supuesto, no podemos imaginar nada sin recuerdos que recombinar. 

Entendido as√≠, de repente ya no parece descabellado poder ver y sentir cosas que solo estamos imaginando‚Ķ nos ocurre a diario, solo que generalmente ni nos damos cuenta de este proceso. Cuando s√≠ nos podemos dar cuenta es cuando so√Īamos, o cuando vemos una pel√≠cula y nos emocionamos, asustamos o preocupamos como si realmente estuviera ocurriendo.

Con esto creo que ya podemos ir vislumbrando por donde va el asunto realmente, aunque solo son unos peque√Īos trazos. Si quieres saber un poco m√°s te recomiendo que leas estos art√≠culos, que descargues mi gu√≠a gratuita‚Ķ o que te apuntes a mis cursos de hipnosis.

La hipnosis y la psicología

La hipnosis y la psicolog√≠a tienen una relaci√≥n mucho m√°s profunda que simplemente la de ‚Äúfen√≥meno y ciencia que lo explica. La hipnosis es, posiblemente, la madre (o una de ellas) de la psicolog√≠a como ciencia. Ese evento ‚Äúinexplicable‚ÄĚ que mueve a los cient√≠ficos de su √©poca a pensar ‚Äúfuera de la caja‚ÄĚ y a plantear nuevos paradigmas de investigaci√≥n y tratamiento fuera del canon de la √©poca: la posibilidad de curar con palabras.

Como hemos visto antes, cuando empez√≥ a gestarse esto de la hipnosis a√ļn no exist√≠a la psicolog√≠a. No se contemplaba el estudio de la mente en s√≠ misma, desde ese plano mental‚Ķ es decir, sin abrir la cabeza y rebanar el cerebro. La idea de ‚Äúsanar con palabras‚ÄĚ, en el sentido moderno, el de la psicoterapia, volvi√≥ a la palestra gracias a esta incipiente hipnosis. Concretamente la palabra ‚Äúpsicoterapia‚ÄĚ la acu√Ī√≥ Liebault trabajando con la sugesti√≥n como m√©todo terap√©utico. Por otro lado, la hipnosis tambi√©n ser√≠a una gran influencia para Freud y su (refutad√≠simo y pseudocient√≠fico) psicoan√°lisis, que a√ļn a d√≠a de hoy impregna a muchos profesionales de la hipnosis, y por tanto, ideas, discursos y manuales sobre el tema. Tambi√©n estuvo en la base de la PNL (Programaci√≥n Neuroling√ľ√≠stica, otra pseudociencia muy de moda hace unos a√Īos), y que, al igual que el psicoan√°lisis, tambi√©n ha influ√≠do a su vez en la manera de hacer hipnosis, concretamente en la llamada Hipnosis Ericksoniana.

A√ļn hoy, la hipnosis sigue siendo no solo objeto de estudio cient√≠fico en s√≠ misma, sino una herramienta para la investigaci√≥n de otras cuestiones relacionadas con la percepci√≥n, la memoria y la relaci√≥n ‚Äúcuerpo-mente‚ÄĚ. En los √ļltimos a√Īos, de la mano de Irving Kirsch, se est√° avanzando mucho en la comprensi√≥n del efecto placebo, y la hipnosis juega un gran papel en sus investigaciones, que a su vez, est√°n aportando mucho a la comprensi√≥n de la hipnosis misma. Como ves, es dif√≠cil separar la psicolog√≠a de la hipnosis.

Queda mucho por aprender, y parece que vamos a tener hipnosis para rato… aunque tal vez cambie de nombre, o de apariencia… Pero continuemos.

¬ŅQu√© se siente al ser hipnotizado?

La experiencia de la hipnosis puede variar seg√ļn la persona, lo que se haya hecho durante la hipnosis, o el contexto en que se haya hecho. No sentir√° lo mismo una persona que ha estado bailando como Michael Jackson en un escenario, que una que acaba de recibir una sesi√≥n de hipnoterapia para dejar de fumar o perder peso. Sin embargo, la mayor√≠a suele describir algunas sensaciones en com√ļn.

Sin duda, la m√°s com√ļn es la profunda relajaci√≥n que dicen haber sentido. A menudo enfatizan que nunca se hab√≠an sentido tan relajados, o que normalmente les cuesta mucho hacerlo y que con la hipnosis no les ha costado nada.

Otra sensaci√≥n habitual es la de estar ‚Äúcomo dividido‚ÄĚ, con una sensaci√≥n clara de estar despierto, consciente y poder actuar con voluntad propia, y al mismo tiempo querer hacer lo que se le est√° pidiendo y sentirlo como involuntario. ‚ÄúSi hubiese querido podr√≠a haberlos abierto, pero no quer√≠a‚ÄĚ es una frase de lo m√°s habitual.

Otras sensaciones habituales tienen que ver con sentir su cuerpo muy ligero o muy pesado, fr√≠o o calor‚Ķ En cualquier caso, lo que s√≠ es com√ļn a todas las personas que viven esta experiencia, es que les resulta muy placentera y siempre quieren repetir.

Mitos de la hipnosis

Hablar de hipnosis nos remite directamente a todo un imaginario colectivo basado en novelas, películas y series, y promovidas en muchos casos por los propios profesionales, tanto en espectáculos como en el ámbito terapéutico e incluso en el académico. A continuación paso a aclarar la realidad detrás de los más habituales de estos mitos o falsas creencias.

Hay que tener un don… no todo el mundo puede hipnotizar

Para nada. La hipnosis es una t√©cnica, y no es especialmente complicada. No es como aprender de 0 a tocar un instrumento o un arte marcial. En el caso de la hipnosis nuestra herramienta principal es el lenguaje, y llevamos toda la vida perfeccion√°ndolo. Por supuesto habr√° quien tenga m√°s facilidad, pero no es cuesti√≥n de poder o no poder, sino de lograrlo m√°s r√°pido o menos. Mucha gente ha aprendido a hipnotizar solo viendo unos v√≠deos en youtube. ¬°Yo aprend√≠ con un libro horrible! La mayor√≠a de cursos de hipnosis presenciales que se hacen por todo el mundo son intensivos de uno o dos d√≠as, y la gente sale hipnotizando (a menudo en solo unas horas). As√≠ que no, no es ning√ļn don ni poder de unos pocos. Cualquiera puede aprender y puede convertirse (y es lo que yo persigo) en una actividad completamente normal y cotidiana.

La persona est√° dormida

No, la persona no est√° dormida‚Ķ ¬°es imposible dormir a alguien con un chasquido o un gesto! La persona est√° tan despierta y consciente como lo est√°s t√ļ ahora, leyendo esto. Simplemente decide dejarse llevar por la experiencia y hacer lo que se le pide porque quiere vivir la experiencia y sentir el efecto de la sugesti√≥n, o beneficiarse de √©l.

Si parecen dormidos es solo porque es lo que el hipnotizador les ha pedido, explícita o implícitamente, que hagan. Si yo te pido que cierres los ojos y dejes caer tu cuerpo completamente relajado, y lo haces, desde fuera parecerá que duermes.

Se pierde la consciencia y la voluntad


Como ya he dicho en el punto anterior, no, la persona hipnotizada est√° consciente en todo momento, y hace lo que hace por que quiere. Otra cosa diferente es que pueda llegar a sentirlo que lo hace de manera autom√°tica o ‚Äúinvoluntaria‚ÄĚ, pero eso depende de otros factores, como la atenci√≥n, y no de la voluntad. Si te piden que hagas algo que no quieres hacer no lo har√°s, o har√°s otra cosa para salvar la situaci√≥n sin ponerte en un compromiso‚Ķ como lo har√≠as sin hipnosis.

Se puede quedar atrapado

No. Esto jam√°s ha pasado. No hay ning√ļn caso documentado en toda la historia de que algo as√≠ haya pasado. Como ya hemos visto, la persona est√° consciente y act√ļa y piensa con voluntad propia. Simplemente est√° relajada, muy concentrada en lo que imagina pudiendo llegar a sentirlo‚Ķ como cuando ves una pel√≠cula que te emociona o te asusta. Te provoca sensaciones reales a pesar de saber que solo es una pel√≠cula. Pues la hipnosis lleva esto un poco m√°s lejos, pero no dejas en ning√ļn momento de ser t√ļ. No puedes ‚Äúquedar atrapado‚ÄĚ viendo una pel√≠cula.

La persona hace todo lo que le dicen

A estas altura creo que ya podemos deducir por qu√© esto tambi√©n es falso. Si la persona hipnotizada es consciente y act√ļa con voluntad propia, del mismo modo puede decidir si quiere hacer lo que se le ha pedido o no. Si vemos que hace todo lo que se le dice, especialmente en espect√°culos, es porque el contexto es apropiado para ello: esa persona a ido a ver un espect√°culo, a divertirse, y ha decidido subir al escenario para ser protagonista de esa diversi√≥n. Esa persona ya estaba dispuesta a hacer lo que se le pidiera antes de ser hipnotizada. Lo que s√≠ que a√Īade la hipnosis, en ese contexto, es que la persona, al sentir las cosas como involuntarias o autom√°ticas, puede volcar la responsabilidad de sus actos a la hipnosis y al hipnotizador, y de este modo deshinibirse y hacer cosas que de otro modo no se atrever√≠a a hacer. Y no, no estoy diciendo que est√© fingiendo. Es algo m√°s complejo, pero dej√©moslo, de momento, en que est√° dej√°ndose llevar tanto por la experiencia (porque quiere) que siente que ‚Äúocurre‚ÄĚ y no ‚Äúque lo hace‚ÄĚ.

Siempre se dice la verdad

Y obviamente, esto también podemos deducirlo ya. La persona hipnotizada, consciente y con voluntad propia puede decidir contar la verdad o no sobre lo que se le pregunte. Puede optar por no decir nada, decir directamente que prefiere no contestar, o contestar a otra cosa ignorando la pregunta, o incluso mentir. O también puede querer y contestar a la pregunta y decir la verdad, claro está.

Se amplifica la memoria

Este mito es promovido especialmente por ciertos hipnoterapeutas, especialmente los que trabajan con la regresión hipnótica. A día de hoy no hay evidencia de que la hipnosis mejore la capacidad de recordar. Lo que sí aumenta con la hipnosis es la confianza que la persona tiene en que su recuerdo es verdadero, lo cuál puede acarrear ciertos problemas, como veremos en el próximo punto.

Todo lo que se recuerda bajo hipnosis es real


No. La memoria no funciona como un ordenador guardando archivos como pel√≠culas que puedes volver a visionar. Lo que hace nuestro cerebro es descomponer el recuerdo en diferentes ‚Äúapartados‚ÄĚ que almacena por separado, y cuando queremos recordar algo en concreto, lo que hace es reconstruir ese recuerdo, y en ese proceso interviene mucho la imaginaci√≥n, incluyendo, transformando o mezclando datos almacenados en cada uno de esos apartados. Recordar es un acto creativo. Por eso dos personas pueden recordar la misma cosa de maneras totalmente diferentes.


Con la hipnosis esto puede ocurrir con a√ļn m√°s facilidad, ya que la persona est√° muy sugestionable y con la imaginaci√≥n disparada. Si a esto le sumamos que, como hemos visto antes, su confianza en la veracidad de sus recuerdos s√≠ que se ve aumentada por la hipnosis, es mucho m√°s f√°cil que cree falsos recuerdos y los sienta como reales 100%.
Esto quiere decir que la persona hipnotizada no solo puede mentir voluntariamente, sino que puede creer que dice la verdad y no serlo. Esto hace que la hipnosis sea una muy mala herramienta para buscar ‚Äúverdades‚ÄĚ. Oigamos lo que nos dice, interpret√©moslo‚Ķ pero no nos lo creamos demasiado.

Se puede hipnotizar a alguien mientras duerme

Otro gran cl√°sico de las series c√≥micas y de las empresas que venden audios para escuchar mientras duermes para toda clase de cosas. No, hablarle al o√≠do a alguien que duerme no sirve para nada. Como mucho, si coincide con la fase adecuada del sue√Īo, podr√≠as influir de alguna manera en lo que est√© so√Īando‚Ķ pero de ah√≠ a que esa persona empiece a cambiar su vida o a hacer acciones concretas dirigidas por esos mensajes hay un abismo. La hipnosis no tiene nada que ver con el sue√Īo. No hay nada m√°s aburrido que hablar con alguien mientras duerme‚Ķ

La hipnosis puede curar casi cualquier cosa r√°pido y sin esfuerzo

La hipnosis no cura nada. La hipnosis es una t√©cnica coadyuvante que puede facilitar, acelerar y potenciar diversos enfoques terap√©uticos, pero lo que te curar√° es la terapia adecuada para cada caso… y todas las terapias requieren voluntad y esfuerzos por parte del paciente.¬†

 
Los principales beneficios que puede aportar la hipnosis en ese contexto tienen que ver con el control del dolor, reducci√≥n de la ansiedad y control emocional. Teniendo en cuenta que son los principales s√≠ntomas de casi cualquier trastorno por los que alguien va a un terapeuta (depresi√≥n, fobia, ansiedad, dolor sin causa biol√≥gica conocida…), eso implica que su uso, en el marco de una terapia adecuada, a menudo podr√° sumar. Suele decirse que para tratar algo con hipnosis tienes que saber tratarlo sin hipnosis.

Tipos de hipnosis

Como ya hemos visto, la hipnosis puede hacerse y manifestarse de maneras diferentes. En este sentido podemos reconocer diferentes ‚Äúestilos‚ÄĚ dentro de la hipnosis, en funci√≥n de si se hace m√°s r√°pido o m√°s lento, con sugestiones m√°s autoritarias y directas o m√°s indirectas y permisivas‚Ķ A continuaci√≥n te explico brevemente algunos de los m√°s relevantes.

Hipnosis lenta o hipnosis por relajación

Es la m√°s habitual en consultas de terapia y en el √°mbito cl√≠nico. Se basa esencialmente en hacer una larga relajaci√≥n acompa√Īada de sugestiones placenteras y agradables en las que la persona podr√° ir focalizando su atenci√≥n para luego hacer el trabajo que se desee. Los que nos gusta ir m√°s r√°pido a veces nos referimos a este estilo como ‚Äúhipnosis por aburrimiento‚ÄĚ a modo de broma, pero en cualquier caso, es una manera muy agradable de vivir la experiencia.

Hipnosis r√°pida o instant√°nea

Se refiere a las técnicas que se basan más en la confusión (en cualquiera de sus formas) o en la expectativa para guiar a la persona al contexto hipnótico en cuestión de pocos minutos o segundos. Estas técnicas son más habituales en los espectáculos por lo vistosas e impactantes que pueden resultar desde fuera, pero hoy en día también puede verse a muchos terapeutas recurrir a ellas para ahorrar tiempo y poder dedicarse más a la terapia en sí misma.

Hipnosis cl√°sica

Es la que solemos tener en mente cuando hablamos de hipnosis. Esa en la que el hipnotizador parece que domina a la persona hipnotizada que obedece sus √≥rdenes. Se basa en la sugesti√≥n directa y autoritaria: ‚Äúhaz esto‚ÄĚ, ‚Äúsiente esto‚ÄĚ, ‚Äúimagina esto‚ÄĚ, ‚Äúya no puedes hacer esto‚ÄĚ…

Hipnosis Ericksoniana

Este estilo, que debe su nombre a Milton Erickson, psiquiatra e hipnoterapeuta que desarroll√≥ toda una nueva forma de hacer hipnosis basada en la sugerencia, en la met√°fora, en la sugesti√≥n indirecta y que otorgaba todo el control de la sesi√≥n al paciente. En este estilo, el hipnotizador, en lugar de decirle a la persona de manera precisa lo que debe imaginar, sentir o hacer, optar√° por utilizar un lenguaje ambiguo y vago en detalles, dejando que sea la persona la que vaya rellenando los huecos con su propia experiencia. La principal ventaja de este enfoque es que se adapta mucho mejor a la experiencia individual y √ļnica de cada persona y evita muchas posibles ‚Äúresistencias‚ÄĚ o ‚Äúchoques‚ÄĚ entre las instrucciones del hipnotizador y su propia experiencia.

Por supuesto, hay muchos otros estilos, combinaciones y puntos intermedios, que cogen de aquí y de allá lo que consideran mejor para sus objetivos, contextos, clientes… Lo interesantes es saber navegar entre todos ellos para tener más recursos y poder adaptarse a cualquier situación.

Y‚Ķ ¬Ņpara qu√© sirve la hipnosis?

La hipnosis como t√©cnica tiene dos √°reas de aplicaci√≥n claramente predominantes. Por un lado la relacionada con la salud: hipnosis cl√≠nica o hipnoterapia. Por otro lado la relacionada con el entretenimiento y el espect√°culo: hipnosis televisiva, hipnosis de espect√°culo o esc√©nica, hipnosis callejera‚Ķ Ahora bien, las t√©cnicas que utilizamos para provocar esos fen√≥menos hipn√≥ticos, quitando la palabra hipnosis de enmedio tienen aplicaciones en todas las facetas de la vida que impliquen la comunicaci√≥n, tanto con los dem√°s como con uno mismo. Pedagog√≠a, crecimiento personal, ventas, seducci√≥n, sociabilizaci√≥n, publicidad, hablar en p√ļblico‚Ķ Hay mil campos a los que se pueden aplicar las t√©cnicas y recursos que utilizamos durante la hipnosis.

Veamos algunas de sus utilidades m√°s habituales.

Autohipnosis

¬ŅQu√© es la autohipnosis? Pues como su nombre indica, es la aplicaci√≥n de las t√©cnicas de hipnosis sobre uno mismo. De esta maner podemos analizar y controlar nuestras emociones, relajarnos, motivarnos, planificar objetivos o prepararnos para afrontar de la mejor manera una situaci√≥n dada.

Hipnosis clínica e Hipnoterapia

¬ŅQu√© es la hipnosis cl√≠nica? La hipnosis cl√≠nica es el uso de la hipnosis en el campo de la salud en general. Esto puede incluir su uso como analgesia o sedante en intervenciones quir√ļrgicas, extracciones dentales, parto sin dolor‚Ķ En este sentido, los principales beneficios de la hipnosis frente a la administraci√≥n de medicamentos es que no tiene contraindicaciones, ni alergias, ni efectos secundarios‚Ķ lo cu√°l conlleva una recuperaci√≥n m√°s r√°pida y menos riesgos. Como contraparte, su principal problema es su ‚Äúimprevisibilidad‚ÄĚ. En cualquier momento, en medio de una intervenci√≥n, la sugesti√≥n podr√≠a dejar de funcionar por muy diversos e incontrolables motivos, al contrario que con los f√°rmacos, cuyo efecto puede medirse y controlarse con m√°rgenes de error bien establecidos. Por eso no se puede generalizar el uso de la hipnosis en este sentido y debe ser estudiado caso por caso y con mucha supervisi√≥n. Por otro lado tenemos su uso m√°s extendido, el de la psicoterapia con hipnosis o hipnoterapia.

¬ŅY qu√© es la hipnoterapia? Como ya hemos mencionado m√°s arriba, la hipnoterapia es la aplicaci√≥n de t√©cnicas de hipnosis en el contexto de una terapia psicol√≥gica. En este sentido, la hipnosis ha demostrado ser muy efectiva para la disminuci√≥n del dolor, lo cu√°l la hace ideal para condiciones como la fibromialgia, a falta de otros tratamientos. Otro de sus grandes puntos fuertes es la reducci√≥n de la ansiedad y todo el abanico de opciones para las que esto puede ser √ļtil: desde fobias a adicciones a cambios de h√°bitos, como dejar de fumar o adelgazar‚Ķ Y muchas otras. Cabe se√Īalar que a menudo se exagera su potencial en este sentido, y como he dicho antes, no es la hipnosis la que te va a solucionar el problema. Solo es una ayuda m√°s, pero lo importante es que el enfoque terap√©utico sea adecuado.

Hipnosis de espect√°culo

¬ŅQu√© es la hipnosis de espect√°culo? Esta denominaci√≥n incluye toda hipnosis que se haga con fines de entretenimiento o exhibici√≥n. Esto puede incluir la hipnosis esc√©nica, la hipnosis televisiva, o su modalidad m√°s informal, la hipnosis callejera. En esta manera de hacer hipnosis el objetivo principal suele ser que la persona descubra lo que puede llegar a sentir con la hipnosis, y hacer que lo viva como una experiencia lo m√°s intensa, divertida y agradable posible. En este sentido, el valor de estas demostraciones de hipnosis es el de servir de ‚Äúpuerta de entrada‚ÄĚ a este mundillo. De picar la curiosidad de la gente para que quiera saber m√°s, y, tal vez, querer aprovechar esta reci√©n descubierta capacidad para mejorar alg√ļn aspecto de su vida acudiendo a un terapeuta cualificado.

Este tipo de hipnosis es la que yo promuevo y practico principalmente, y la que creo que deber√≠a generalizarse hasta convertirse en un juego com√ļn y habitual entre los j√≥venes (y no tan j√≥venes), ya que permite que la gente tome consciencia de lo enga√Īosos que pueden ser sus sentidos y de la importancia de tener una ‚Äúhigiene mental‚ÄĚ.

Regresión hipnótica

¬ŅQu√© es la regresi√≥n hipn√≥tica o hipnosis regresiva? Es una t√©cnica que busca retroceder en la memoria de la persona para hallar informaci√≥n presuntamente oculta, bloqueada u olvidada. Este es sin duda uno de los usos m√°s conocidos de la hipnosis, y tiene su origen en el trabajo de Freud, aunque su ‚Äúboom‚ÄĚ en la cultura popular vino a ra√≠z de los libros de Brian Weiss. Hoy en d√≠a la ciencia ha refutado de todas las formas posibles la presunta veracidad de estos relatos que la gente dice recordar, tanto de su vida actual como de supuestas vidas pasadas, como ya hemos visto antes. Sin embargo, a modo de entretenimiento o de ejercicio de introspecci√≥n, puede resultar una experiencia muy interesante, siempre que no se tome de manera literal ni se le d√© demasiada importancia a lo que de ah√≠ pueda salir. Entendido como un ‚Äújuego creativo‚ÄĚ… que de alguna manera representa partes de lo que piensas y vives actualmente, puede ser muy enriquecedor. Pero su uso como terapia est√° desaconsejado por ser menos efectivo que otras t√©cnicas (terapia cognitivo conductual, por ejemplo) y acarrear riesgos innecesarios (creaci√≥n de falsos recuerdos, confusi√≥n‚Ķ).

C√≥mo aprender a hipnotizar? ¬ŅD√≥nde estudiar o aprender hipnosis?

Llegados a este punto tal vez te estés planteando aprender a hipnotizar, ya sea solo por curiosidad, o para un uso profesional. Pues tienes suerte de vivir en el siglo XXI, porque tienes opciones para todos los gustos y bolsillos. Si quieres aprender cómo hipnotizar a una persona (o a varias…), aquí tienes algunas ideas.

Cómo aprender hipnosis gratis

  1. Youtube

En mi canal de Youtube tienes m√°s de un centenar de v√≠deo tutoriales, demostraciones, experiencias para sentir desde casa, directos resolviendo dudas‚Ķ todo completamente gratis. El √ļnico inconveniente es que tal vez te pierdas entre tanto v√≠deo (a pesar de las listas de reproducci√≥n), pero no te preocupes. Ahora te cuento por qu√©.

  1. Mi guía gratuita

Efectivamente, puedes descargar mi guía gratuita, con algunas explicaciones para hilar todo lo necesario para empezar y enlaces a listas de reproducción pensadas para ese propósito. Así puedes empezar a practicar con amigos y familiares totalmente gratis. Puedes descargarla aquí.

Cómo estudiar hipnosis con cursos de pago

  1. Curso de hipnosis online

Estoy creando una plataforma online con cursos completos en vídeo, con materiales adicionales, guiones, recursos… que iré ampliando continuamente en función de lo que me vayan pidiendo los miembros de la plataforma. Si quieres que te informe cuando esté lista, déjame tu mail aquí.

  1. Cursos de hipnosis presenciales

En los cursos presenciales tienes la gran ventaja de poder practicar con muchas personas diferentes en un entorno seguro y confortable, y entablar relaci√≥n con m√°s gente como t√ļ, interesada en la hipnosis y con ganas de aprender, de hipnotizar y de ser hipnotizada. Mis cursos de hipnosis son puramente pr√°cticos, entrando en acci√≥n desde los primeros minutos del curso de hipnosis. Los voy organizando puntualmente en diferentes ciudades de Espa√Īa y Latinoam√©rica. Si quieres m√°s informaci√≥n puedes visitar este enlace.

Y esto es todo. Creo que con esto ya te haces una idea un poco m√°s realista de lo que es la hipnosis. Espero que te haya resultado √ļtil e interesante esta informaci√≥n. Si crees que puede interesar a tus contactos no dudes en compartirlo.

Sin más, ¡diviértete!

Descarga tu guía en PDF

Ten en cuenta que, al mismo tiempo que descargas tu PDF, te suscribes a mi lista de correo. Hazlo solo en caso de que quieras aprender hipnosis conmigo.