Qué es la inducción hipnótica

Recuerda que, si quieres aprender hipnosis, puedes ir a descargar mi guía gratuita en la página de inicio.

¿Qué es la inducción hipnótica?

La inducción hipnótica es el clásico “duerme” que todos asociamos al inicio de la hipnosis. Antes se creía que la inducción era la que provocaba el supuesto trance hipnótico. Dicho bastamente, se creía que cortocircuitaba de alguna manera el cerebro.

Así, se fueron creando diferentes tipos de inducciones, en función de las creencias y teorías de la época: las que se basan en la relajación y la visualización, las que se centran más en la fijación y focalización de la atención, o las inducciones más rápidas y sorpresivas, basadas en conceptos como la disociación o la confusión. 

¿Es la inducción la que provoca la hipnosis?

Pero hoy en día sabemos que la inducción es poco más que un ritual al que le atribuímos culturalmente esa capacidad “de hipnotizar”. Es decir, lo que “hipnotiza” no es la inducción en sí, sino la expectativa que la persona tenga de que lo haga.

Este enfoque permite que casi cualquier cosa que hagamos pueda convertirse en una inducción hipnótica si se presenta correctamente, como mencionamos en el vídeo sobre la pretalk.

Como ves, todo esto tiene mucho que ver con el efecto placebo, del que ya hablamos en este otro vídeo.

En definitiva, la inducción viene a ser una sugestión más, pero una un tanto especial: la sugestión de que a partir de ese momento todas las demás sugestiones se harán realidad.

Y esto es lo que históricamente se ha confundido con un “estado de trance”, pero de eso hablaremos en otro vídeo.

Nos vemos la semana que viene con más hipnosis, y sin más, ¡divertíos!

que es la autohipnosis
induccion hipnotica

¿TE HA GUSTADO? Valora el artículo con 5 ESTRELLAS y compártelo en tus redes.

Deja un comentario